Consejo Estatal para la Prevención del Sida en Jalisco - COESIDA

Método Sindrómico

 
El Método Sindrómico
Cuando se adquiere una Infección de Transmisión Sexual (ITS) puede haber ciertos síntomas que indican su presencia.
Es importante aprender a identificarlos para que en caso de presentar alguno o varios, acudas de manera inmediata con tu médico.
Las ITS pueden manifestarse en los órganos reproductivos así como en la piel que rodea la vagina, el pene, el ano, la garganta, los ojos o la boca.
 
Aquí te presentamos varios de los síntomas que deberás tomar en cuenta para poder evaluar tu riesgo a adquirir una ITS:
 
Fluidos uretrales o cérvico vaginales anormales:
En el caso de las mujeres, las secreciones cervico-vaginales normales se secretan cuando están ovulando y cuando están exitadas. Su consistencia es similar a un moco, es decir, al tomarlo con los dedos y separalos éste se estirará. Su color es transparente o blancuzco y no tiene aroma.
El fluido anormal es un líquido espeso, pegajoso y mal oliente, que puede ser de color amarillento o verdoso que sale de la vagina de forma constante,  es molesto al salir y al orinar se siente dolor.
En caso de los hombres, los fluidos uretrales normales son: el líquido preeyaculatorio el cual tiene una consitencia líquida, no tiene olor y es de color transparente;  se produce de manera escasa apartir de que inicia la exitación sirviendo como lubricante natural. El semen, es de consistencia viscoza y abundante, su color es blanquesino o lechoso. Sale durante la eyaculación.
El fluido anormal que puede indicar la posibilidad de tener una ITS es un líquido espeso, pegajoso, mal oliente, puede ser de color amarillento o verdoso, sale del pene de forma constante,  es molesto al salir y al orinar se siente dolor.
 
Llagas, úlceras, ampollas o verrugas:
Las llagas se asemejan a la forma de una espinilla con la punta ahuecada. Son muy dolorosas al rose con la ropa o al tacto.
Las úlceras son lesiones que se dispersan facilmente y que no están cubiertas con piel. Además, son muy dolorosas parecidas a los fuegos que a veces salen en los labios y/o lengua cuando se tiene fiebre.
Las ampollas son similares a una burbuja que sobresale de la piel. Al presionarlas son dolorosas y puede sentirse que tiene agua y se rompen fácilmente.
Las verrugas sobresalen de la piel, pueden ser planas (como un lunar que sobresale)  la mayoría son rugosas (similares a los mezquinos). Existen de diferentes tamaños, puede salir una sola o varias ya sea esparcidas o juntas. Se dispersan fácilmente.
Dolor abdominal bajo: 
Dolor o molestia constante localizada entre el ombligo y el pubis.
Inflamación en la ingle:
Al tocar las ingles con las manos se sienten bolitas dolorosas llamadas ganglios.
Dolor o ardor:
Al orinar antes o al terminar.
Picazón o ardor en los genitales: 
Ya sea en los testículos, pene, vagina, vulva y/o ano.
Inflamación de genitales: 
En la vagina, vulva, cabeza del pene, y alrededor del ano.
Si una ITS se pasara a los ojos:
Los síntomas son enrojecimiento, picazón, secreciones, dolor, ardor y  lagrimeo constante.
 
Si reconoces uno o más síntomas, no esperes más y consulta a tu médico. Recuerda que muchas de las ITS tienen cura y todas pueden ser tratadas.
Es importante que sepas que no todas las ITS presentan síntomas, así que si tuviste una práctica de riesgo acude con tu médico.
Finalmente, si quieres saber si adquiriste el VIH, necesitas realizarte una prueba de detección específica.
 
TIPS, TIPS, TIPS:
- No te automediques.
- Toma tu tratamiento completo, no lo suspendas aunque desaparezcan los síntomas.
- Algunas veces es necesario suspender las relaciones sexuales y otras sólo protegerte, consúltalo con tu médico.
- Es importante que tú y tu pareja o parejas sexuales reciban el tratamiento al mismo juntos.
 
Recuerda: Saber evaluar si tuviste una ITS te permitirá atenderlas a tiempo. 

Autor: adriana.colqui - Consejo Estatal para la Prevención del Sida en Jalisco - COESIDA
Fecha de actualización: 21/07/2016 - 15:33:51