Consejo Estatal para la Prevención del Sida en Jalisco - COESIDA

¿Cómo se transmite el VIH?

Para que el VIH se transmita se necesitan tres condiciones:
 
La primera es que el VIH esté presente. 
Este virus se transmite de una persona con VIH a otra. Por la apariencia no se puede saber quien lo tiene. Tampoco podemos asegurar que alguien tiene VIH sólo por preguntárselo. Por lo tanto, se deben tomar medidas preventivas como si el VIH siempre estuviera presente.
 
La segunda condición es que existan fluidos corporales que transporten el VIH.
Los no expuestos son el líquido cefalorraquideo, el sinovial, ascítico, pleurítico y pericárdico. 
Y los expuestos son la sangre, semen, fluido preeyaculatorio, fluidos cérvico-vaginales y leche materna.  
 
La tercera condición es que exista alguna puerta de entrada al organismo.
Los ojos, la boca, el ano, el glande y el orificio uretral del pene, la vagina y los labios menores. También las heridas abiertas o sangrantes, ulceraciones, quemaduras, etc.
 
Entonces considerando lo anterior, una persona con VIH puede transmitirlo a otras personas cuando al salir de su cuerpo los fluidos corporales mencionados, entren al cuerpo de otras personas por cualquiera de las puertas de entrada que señalamos. A esto le llamamos prácticas de riesgo.
Existen tres vías de transmisión del VIH:
 
La Transmisión por vía sanguínea resulta al recibir sangre u órganos de una persona con VIH-sida, a través de donaciones o trasplantes, así como al compartir jeringas u objetos punzocortantes como navajas, tijeras, agujas de acupuntura o de tatuajes, etc., no esterilizados.
 
Para evitar que las transfusiones de sangre sean riesgosas, se analiza en el laboratorio toda la sangre donada y después se utiliza  una etiqueta que dice “sangre segura”. Además todo el material punzocortante que usa el personal de salud es esterilizado o nuevo.
 
Los materiales punzocortantes como navajas, agujas, cortauñas no deben de ser compartidos. En el caso de las jeringas, pierciengs o perforaciones siempre deben usarse desechables y los instrumentos que se usan para tatuajes deben ser esterilizados.
 
 
La Transmisión por vía perinatal sucede cuando una mujer embarazada tiene VIH y existe el riesgo de que su bebé lo adquiera en tres momentos distintos:
-Durante el embarazo: si la placenta tiene alguna lesión, el virus podría pasar al bebé.
-Durante el parto: cuando el bebé sale por el canal vaginal  sus ojos, su boca y sus genitales tienen contacto con los fluidos cervico-vaginales y sangre de su mamá.
- Y durante la lactancia: al tener el bebé contacto de la leche materna con el interior de su boca.
 
Para evitar que esto suceda, se recomienda que toda mujer antes de embarazarse o si ya está embarazada se realice una prueba para la detección del VIH. En caso de que se le diagnostique el Virus, se le dará tratamiento medico para controlar el VIH, se practicará cesárea y una vez que el bebé nazca solamente será alimentado con leche de fórmula. Si se siguen estas recomendaciones las posibilidades de que el bebé nazca sin VIH son del 99%.
 
La Transmisión por vía sexual, resulta al tener relaciones sexuales en las que el semen, el  líquido preeyaculatorio, las secreciones cérvico-vaginales o la sangre, ingresan al cuerpo por contacto oral (boca-vulva y/o boca-pene), contacto anal (pene-ano) o contacto vaginal (pene-vagina) y (vulva-vulva).
 
El riesgo de adquirir el VIH e Infecciones de Transmisión Sexual tiene que ver con los comportamientos no con las orientaciones sexuales. Por lo que la transmisión puede darse en relaciones entre hombre-mujer, mujer–mujer, u hombre-hombre.
 
La mayoría de personas adquieren el VIH por esta vía.
Por eso es muy importante que tú elijas alguna de las alternativas de prevención y la apliques en tu vida sexual.
 

Autor: adriana.colqui - Consejo Estatal para la Prevención del Sida en Jalisco - COESIDA
Fecha de actualización: 19/04/2016 - 19:15:59